Buenas Prácticas, Buena Minería

En el número anterior habíamos desarrollado algunas ideas y prácticas que conforman el núcleo conceptual de la Guía de Buenas Prácticas (GBP), pero más en relación a los grupos de interés.

Ésta despliega un contenido sumamente importante para la minería: una serie de acciones vitales con el objetivo de mejorar el manejo de la biodiversidad a lo largo del ciclo de vida de la actividad minera. El punto en cuestión es lograr conformar y sistematizar una serie de prácticas que enmarquen el compromiso de las empresas con el desarrollo sustentable.

Las compañías pueden identificar una cantidad de acciones que acogen el cuidado ambiental. La Guía opera como una suerte de manual en el que se detallan las pasos a seguir según cual se la fase en la que se halla el proyecto, y busca que las compañías se comprometan durante todo el ciclo de vida de la mina. Esta vigilancia constante le permitirá al proyecto poder anticiparse a problemas y tener las soluciones al alcance de la mano.

La Guía constituye una herramienta para la acción positiva y constructiva. Es una de las llaves para el desarrollo sustentable y el crecimiento social. Al tener una mirada panorámica de todo el proceso, la Guía apunta a crear una nueva cultura organizacional comprometida y eficaz.

La minería es una actividad muy relevante para el crecimiento de un país, y es por eso que los actores involucrados deben tomar consciencia de su tarea y llevarla adelante con un alto nivel de compromiso. Buscar los medios para garantizar una relación simbiótica entre minería y biodiversidad será algo que nos beneficiará a todos como sociedad. Construir espacios de consenso es vital para que la minería pueda edificar su desarrollo en el tiempo sobre bases sólidas.

Proyectos mineros y medio ambiente

La Guía propone modos de relación entre los proyectos mineros y el ambiente según cual sea la fase en la que se hallen los mismos, so pretexto de usar las herramientas adecuadas en el momento adecuado.

Algunos de los puntos claves:

. La comprensión de la interacción entre las actividades operativas de las compañías y el ambiente que los rodea, teniendo en cuenta el compromiso de los grupos de interés presentes.

. Evaluar la posibilidad de que sus actividades puedan recurrir en impactos negativos hacia el ambiente. Para ello desarrollar medidas que mitiguen esta posibilidad y que protejan la biodiversidad y también a sus grupos de interés.

. Tener una mentalidad abierta y solidaria para con el mundo que nos rodea, y aportar siempre a la protección de la biodiversidad.

Es importante resaltar que en su aplicación todas estas acciones estarán determinadas por el conocimiento local especializado o la experiencia en biodiversidad propia de cada espacio en la que se sitúe.

Gráfico: La integración de la biodiversidad en el ciclo de proyectos de minería

La integración de la biodiversidad en el ciclo de proyectos de minería

Fuente: Guía de Buenas Prácticas para la minería y la biodiversidad, ICMM (Consejo Internacional de Minería y Metales.

bannerasociese

NOTAS RECOMENDADAS

¿Por qué se continúa buscando dividir al desarrollo industrial y al medio ambiente? La industrialización del país es tan necesaria como el cuidado de su biod

...

El oro es un mineral con diversas aplicaciones. Se utiliza en la fabricación de productos que abarcan desde celulares hasta complejos equipos destinados a la

...

La sustentabilidad y las políticas del Estado

El debate internacional que se ha dado en los últimos años, se centra de una manera incuestionable, en tres as

...

La importancia de la evaluación de la biodiversidad

La relevancia de la evaluación de la biodiversidad es uno de los ejes que mayor importancia esta tomando e

...

Esta segunda parte de la nota pondrá acento en algunas de las principales definiciones, precisiones y alcances de la noción de desarrollo sustentable. Este es u

...