Cuando todos tiran para el mismo lado

Entre tanto ruido urbano y noticias superfluas, todavía es posible destacar casos que inundan nuestra mente de esperanza, ya que se elevan cualitativamente sobre el resto y que si bien no

son tapa de diario, merecerían serlo. Este es el caso de Fabiana Aybar quien logró aunar las fuerzas de 23 productores agrícolas, la Intendencia y el apoyo de Minera Alumbrera en San José (Catamarca) para liderar un proyecto cuyo fin no es otro que el bien común.

Fabiana hizo algo que no se propio de la mayoría de la gente: tomar las riendas de un proyecto por su propia cuenta. ¿En que consistió su proyecto? Dos años atrás se encontró con una finca abandonada de veintidós hectáreas en Palo Seco, al oeste del río Santa María y al sur de la ruta provincial Nº 39, en el distrito de San José. La tierra estaba seca e inutilizable. Ante esta realidad, pensó productivamente: cómo hacer para sacar fruto de una tierra abandonada y seca. Entonces tramó un proyecto excepcional que consistió en la construcción de un canal de riego cuyo objetivo fundamental era resolver el problema de la pérdida de agua durante el recorrido de la principal acequia, Retamozo, ya que escasea la infraestructura adecuada.

Para llevar a cabo su proyecto juntó a un grupo de compañeros y vecinos productores, y en conjunto construyeron los primeros 150 de los 700 metros de canal que tenia como propósito el proyecto. También se ocuparon de comprar las piedras y el cemento, y la mano de obra la puso la Dirección de Riego de la provincia.

Sin embargo, este titánico esfuerzo no era suficiente, ya que Aybar junto con los 23 productores no llegaban a reunir los recursos suficientes para terminar la construcción del canal. Fue en ese momento cuando Aybar acudió con su proyecto a Minera Alumbrera con el objetivo de que la compañía minera pueda colaborar. En Minera Alumbrera el proyecto fue estudiado, y fue así como la empresa colaboró con la provisión de piedra de todo el canal.

Así las cosas, el proyecto había trascendido las fronteras personales, empresariales o estatales para ser un proyecto de “todos”, de toda la comunidad. De esta forma, diferentes organismos de la ciudad pusieron lo suyo: la municipalidad de San José fue la que aportó la mano de obra para el resto de la construcción, la Dirección de Riego hizo lo propio con el cemento, y fue la intendencia de Santa María quien se encargo de supervisar la obra.

Resultados de la obra

Una vez que el canal se terminó de construir y comenzó a funcionar el objetivo pudo cumplirse, ya que se pudo optimizar la conducción del agua de riego, lo que amenguó el ingreso de arena al área de cultivo y la pérdida de caudal de agua por filtración. Esto permitió a los pequeños agricultores locales retomar el camino productivo en sus parcelas. En consecuencia, volvieron a cultivar vid, cebada, alfalfa, maíz, pimiento, nogal y papa.

El cerebro del proyecto, Fabiana Aybar, señala al respecto sin dejar de pensar en los nuevos proyectos que tiene en mente: “Yo quería producir maíz, cebada y alfalfa porque en un futuro quiero instalar un criadero de cerdos. Actualmente tengo tres cerdas madres, un padrillo y algunos cerdos chiquitos para comenzar”. Asimismo señala en referencia a la fuerza que le da saber que su tarea también tiene asidero en lo familiar: “Mi hijo vive en Tucumán y quiere estudiar medicina. Quiero ayudarlo desde acá, trabajando en la finca. Hay que tener valor y enfrentar lo que sea”.

Este proyecto deja como saldo dos cuestiones claves: por un lado, que el esfuerzo personal y grupal es necesario para el desarrollo humano de la sociedad; y por otro, deja claro que las empresas son también un agente social solidario que puede tender una vital ayuda a las iniciativas en el trabajo mancomunado hacia el bien público. Asimismo, el apoyo brindado por los entes estatales también ha de destacarse. En suma, si la sociedad es un conjunto de “socios” –como bien reza su raíz etimológica- y este tipo de proyectos permiten vislumbrar un futuro mejor.

ciudadanos, empresas, estado

bannerasociese

NOTAS RECOMENDADAS

La actividad de la extracción de minerales, a gran escala, produce significativos impactos sobre la economía, la estructura social y la infraestructura de las comunidades h

...
...

La empresa Desarrollo de Prospectos Mineros S.A. (Deprominsa), en el marco de su clara política de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), se plegó a los principios b

...

El aporte privado en la Responsabilidad Social

La participación de las empresas privadas en la Responsabilidad es uno de los puntos clave para el funcionamiento de

...
Hoy la Minería del Oro en la República Argentina importa un desafío: presentarse ante la población local y nacional como integrantes de una política de Desa...